viernes, 27 de julio de 2007

¡Cuidado con las sandías!


En efecto, este preciado fruto de agradable y refrescante sabor muy habitual en verano está trayendo más de un dolor de cabeza a los médicos de toda Europa. Después de que se aprobara una nueva cepa transgénica para dotar a la semilla de este fruto de una especial fortaleza a condiciones adversas, y así no perder ninguna cosecha por lluvias o granizo, se han dado multitud de casos de personas que al tragarse las pepitas de este fruto han visto como crecía una planta de sandía en su interior, en concreto en el estómago provocando grandes afecciones.

La pepita de la sandía normalmente se digiere y es diluida con los demás alimentos gracias a los ácidos estomacales, pero esta nueva variedad transgénica es inmune a los ácidos del estómago y logra instalarse en la pared posterior del estómago en vez de pasar al intestino como los demás alimentos. De momento se ha parado la producción se esta variante por una orden judicial pero los expertos alertan de que posiblemente haya más de un millón de dichas sandías circulando por Europa y Asía central. Desde la redacción solo podemos aconsejarles que intenten no comer las pepitas de ninguna sandía.

1 comentario:

aprende a vivir dijo...

Ya está aquí!!
Aprende a vivir! La revista para niñas tontas!!
Disfrutad de esta publicación debidamente ilustrada!
Números 1 y 2 ya en:

www.aprendeavivirfanzine.blogspot.com