lunes, 28 de mayo de 2007

Un orco se escapa de World of Warcraft y siembra el pánico en Seattle

Algo insólito y, que traerá cola, sucedió el pasado 20 de Mayo en Seattle: un enorme orco proveniente del universo Warcraft emergió, como por arte de magia, del ordenador de un joven norteamericano.

Como es normal por esos lares, era un día tormentoso, y Barry, un joven delineante, se encontraba jugando al World of Warcraft en sus minutos libres tras una intensa jornada laboral. En él manejaba a Pletus, un poderoso orco que provocaba temor hallá donde iba. De repente, un adusto trueno fue el presagio del gran rayo que cayó sobre su tejado. Barry cayó al suelo y, una vez se incorporó, observó que Pletus, aquel ser virtual, se encontraba vivito y coleando en su habitación. Algo desorientado, Pletus salió corriendo de la casa y, blandiendo su hacha, iba sembrando el pánico allá donde pisaba sin quererlo. Barry salió tras el y tras varios intentos, consiguió detenerle con ayuda de un policía de la localidad. Al cabo de un rato, Pletus se calmó y les explicó, en perfecto inglés, que se encontraba perdido en este mundo y que estaba sorprendido de la calidad gráfica del mundo real. "Estaba yo luchando contra aquellos elfos cuando un haz de luz me atravesó. Abrí los ojos y me encontraba aquí, en este mundo tan extraño. Siento haber perdido los nervios..."-explicó el orco.

Han pasado varios días y Pletus, alojado en casa de Barry, va poco a poco comprendiendo la vida en el mundo real. Sin embargo, no oculta los deseos de volver al mundo al que pertenece. Varios informáticos de la zona trabajan a destajo día y noche por encontrar un método con el que devolverle a su dimensión. Sus investigaciones apuntan a utilizar un bus SATA, posible nexo de unión entre ambos mundos. Seguiremos informando


1 comentario:

gamu dijo...

el menda ese siempre se arrepentirá de no haber estado jugando en ese momento a un juego porno, erotico o algo asi.... yo ya he aprendido al leccion por si acaso xDD